Espiritualidad Mariana

https://image.jimcdn.com/app/cms/image/transf/dimension=496x10000:format=png/path/s94f5f903bf930020/image/idcc51294ca198ee0/version/1512852253/image.png

Contemplando a María, vemos el perfil de la perfecta cristiana, el modelo para cualquier vocación en la Iglesia. Por ello, nos detenemos para profundizar en esas actitudes que debemos imitar.  

Imagen relacionada

https://image.jimcdn.com/app/cms/image/transf/dimension=230x1024:format=jpg/path/s94f5f903bf930020/image/ic8fcdce2b69274f1/version/1535829471/image.jpg   Nuestra identidad de mujeres consagradas tiene su modelo identificativo en la Inmaculada Virgen María, la mujer nueva, que desde su concepción inmaculada refleja más perfectamente la belleza divina (VC 28). Ella, la “toda santa” (Inmaculada), es la realización total y perfecta de la persona humana que acepta los dones de Dios sin oponer resistencia. Sin embargo no se sitúa como objeto pasivo de un privilegio de lo alto, sino que asume el don libre y conscientemente, abriéndose a un camino de fidelidad y de plena dedicación al Misterio divino. (Proyecto Formativo Nº 4)

MUJER DE ESPERANZA,

– Abierta al futuro, a los planes de Dios.

– Guarda todo en el corazón, tensa desde el amor
   la espera.
– Esperó, cuando todos se retiraron, el triunfo
   de Jesús sobre  la muerte.
– Espera con la Iglesia en oración la llegada del Espíritu. 

María, la sierva del Señor, entregó totalmente su vida a Dios en el «he aquí… hágase» y se abrió a la alabanza del «magníficat», cantando las inagotables sorpresas del amor divino en la propia existencia y en la historia humana. (Proyecto Formativo Nº 5)

* ¿Cuántas esperanzas nuestras ya se han muerto?

* ¿Aún seguimos caminando con la esperanza en Dios?    

 

 

Imagen relacionadaMUJER PURA

  

– Dios la hizo preciosa para ser Madre del Salvador
– Totalidad -de cuerpo y alma- para Dios, supo buscar y encontró el Amor donde estaba
– Iba tejiendo el misterio desde un corazón indiviso.
– Vivió siempre de cara al Señor y por eso concibió al Mesías.
* ¿Cómo vivo mi compromiso de joven con Dios?

 * ¿A quién quiero entregarle todo mi amor?
* ¿Vivo siempre de cara al Señor?

 

Nuestra identidad de mujeres consagradas tiene su modelo identificativo en la Inmaculada Virgen María, la mujer nueva, que desde su concepción inmaculada refleja más perfectamente la belleza divina (VC 28). Ella, la “toda santa” (Inmaculada), es la realización total y perfecta de la persona humana que acepta los dones de Dios sin oponer resistencia. Sin embargo no se sitúa como objeto pasivo de un privilegio de lo alto, sino que asume el don libre y conscientemente, abriéndose a un camino de fidelidad y de plena dedicación al Misterio divino. (Proyecto Formativo Nº 4)

Imagen relacionadaMARÌA, MUJER DE FE

 – Confianza en el amor y la Palabra de Dios (Magníficat, alegría, escucha, acepta, hace suya la voluntad de Dios.
– Confianza en la duda (padeció el riesgo de creer, la espada  del silencio, la noche de la Fe).
– Confianza en el dolor y la cruz.


* ¿Confiamos más en Dios que en nuestras fuerzas?
* ¿Nos lanzamos desde la fe y el  amor a la obediencia aunque no veamos claro?
* ¿Confiamos en las dudas y tormentas en que Dios no nos abandonará?

 

Confiadas a la Madre por Jesús Crucificado (cfr. Jn 19,25-27), nosotras, las Ursulinas, aceptamos su maternidad donándole a ella nuestro corazón, en una relación (“pacto”) de recíproca pertenencia según la experiencia de “confiarse” amada por nuestro fundador. (Proyecto Formativo Nº 6)

MUJER DEL AMOR

https://image.jimcdn.com/app/cms/image/transf/dimension=199x1024:format=jpg/path/s94f5f903bf930020/image/i590e66650088809f/version/1535829736/image.jpg  

    Mujer inmersa en Dios.

– Donación generosa, total, consciente a Dios (abandono en las manos de Dios).
– Donación generosa, total, consciente a los demás (Isabel, Caná, Cruz).

* ¿Mi vida está sumergida en el misterio del Amor de Dios?
* ¿Me entrego de forma total, generosa, sin esperar nada a cambio? 

https://image.jimcdn.com/app/cms/image/transf/dimension=221x1024:format=jpg/path/s94f5f903bf930020/image/i924960036458fc10/version/1535829771/image.jpgMUJER POBRE

– Una mujer de su pueblo (sufrió persecución,  dolor, pobreza…)
– Madre de los pobres y de los que sufren.
– Vela por cada uno de los que se acogen a ella (María   Auxiliadora).

* ¿Me preocupan las necesidades de mi gente, de mi pueblo?
* ¿Vivo desde la sencillez de la gente pobre?
 

MUJER EN CAMINO

https://image.jimcdn.com/app/cms/image/transf/dimension=221x1024:format=jpg/path/s94f5f903bf930020/image/i843b98be9696ed91/version/1535829816/image.jpg– Siempre en marcha (Iglesia peregrina) detrás de su  
   Hijo, en el anonimato y el silencio.

– Acompaña a la Iglesia y a los hombres en su camino.
– Enseñó a Jesús a caminar y nos puede enseñar a
   nosotros a caminar a hacia Él.

– Enseñó a Jesús a hablar y nos puede enseñar a
   nosotros a hablar con Él.

* ¿Sirvo desde el silencio y el anonimato sin esperar nada a cambio?
* ¿Acompaño a mis hermanos jóvenes en el camino de la fe?

Conscientes de la creatividad profética que el carisma educativo sabe desarrollar en cada tiempo y en cada lugar, nos abrimos a la “promesa” de Dios en los desafíos de la historia actual, con el discernimiento y la audacia de nuestro ser mujeres abiertas al Espíritu (VC 48), en la Nazareth de cada día como María. Somos, por consiguiente, «libres en la continuidad y fieles en la novedad». (Proyecto Formativo Nº 3)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *